11 sleep coaching.png

¿Por qué dormimos?

Pasamos un poco más de 1/3 de nuestras vidas durmiendo… pero esto probablemente ya lo habían escuchado. Sin embargo, si hablamos en términos de años quizás nos quede un poco más clara la magnitud del tiempo que pasamos dormidos:  una persona promedio que llegue a los 90 años, dormirá 32 años de su vida. ¿Mucho tiempo no?… entonces, ¿qué hay detrás del sueño que determina un tercio de nuestras vidas?… porque si vamos a invertir tanto tiempo en él, debemos conocer al menos lo que lo hace tan determinante.

Aunque parezca extraño, el sueño sigue siendo un gran misterio aún hoy en el siglo XXI con todos los avances de la ciencia. Esto hace que no haya un consenso en la comunidad científica sobre por qué dormimos. Sin embargo, hay varias teorías (con evidencia a favor) que nos dan un poco de luz sobre qué hay detrás del sueño. Algunas de ellas son las siguientes:

> Reversa y regeneración de energía. Una de las teorías más fuertes acerca del sueño, es que nos ayuda a recuperar y conservar energía para funcionar la mayor cantidad de tiempo posible. Sin embargo, diversos estudios han encontrado que durante el sueño – si bien el gasto energético del cuerpo disminuye – sólo logramos una reserva equivalente a 240 calorías. Esto equivale, por ejemplo, a una bolsa pequeña de M&Ms o a una barra de chocolate como la Snickers. Por lo tanto, actualmente esta teoría se encuentra en tela de juicio, puesto que 8 horas diarias para conseguir la energía que nos puede brindar una porción de chocolate es poco eficiente.

> Reparación. Esta es una de las teorías que más evidencia tiene a su favor puesto que se ha demostrado que mientras dormimos el cuerpo activa unos genes especiales que se encargan de regenerar todo aquello que se desgasta durante el día.

El ejemplo más claro, se ve en el cuidado de la piel. Cuando dormimos, producimos la hormona del crecimiento y colágeno. La primera, se encarga de reparar toda la piel que se daña durante el día (por exposición a rayos solares y contaminación). El segundo, se encarga de mantener nuestra piel elástica; evitando que aparezcan arrugas. Así mismo, cuando dormimos bien, la circulación de sangre en la cara se mantiene al máximo, evitando que nos aparezcan ojeras.

Por todo esto es que se habla de que el sueño embellece.

> Desarrollo y mantenimiento cerebral. Esta teoría ha cogido mucha fuerza en los últimos años gracias a los avances en el campo de las neurociencias.

En primer lugar, se sabe que durante los primeros años de vida, el sueño es indispensable para el buen desarrollo del cerebro. Por un lado,  mientras dormimos la hormona del crecimiento trabaja duro. Por otro lado, al dormir consolidamos toda la información recibida durante el día, lo cual resulta en el desarrollo de conexiones neuronales.

En segundo lugar, diversos estudios han demostrado en el sueño es indispensable para el buen mantenimiento del cerebro puesto que es el único momento en el que el cerebro se limpia. A diferencia de los demás órganos del cuerpo – que cuentan con mecanismos de limpieza durante el día – el cerebro sólo se deshace de su «basura celebrar» (conocida como radicales negativos) durante la noche. Así las cosas, si no dormimos nuestro cerebro no se limpia.

En conclusión, aunque no se conozca a ciencia cierta todas las razones por las cuales dormimos, podemos estar seguros que el sueño es indispensable para el adecuado desarrollo, funcionamiento y envejecimiento de los seres humanos.

¡Así que a dormir!… Felices sueños.


Referencias

  • Foster, R. (2013). Why do we sleep?. Recuperado de  https://www.ted.com/talks/russell_foster_why_do_we_sleep

  • Ilif, J. (2014). One more reason to get a good night’s sleep. Recuperado de https://www.ted.com/talks/jeff_iliff_one_more_reason_to_get_a_good_night_s_sleep


¿Disfrutando del blog?
¡No te pierdas ningún artículo suscribiéndote a EnSueño!

©2020 by Terapia En Sueño.