11 sleep coaching.png

3 secretos para una transición exitosa de cuna a cama

Las transiciones de sueño siempre traen sus complicaciones. Por esto, me parece importante compartir con ustedes algunas recomendaciones claves para abordar la transición de cuna a cama puesto que si no se hace de manera adecuada puede llegar a alterar el sueño de los pequeños por completo.


Entonces, para evitar esta pesadilla, a continuación les comparto 3 secretos para hacer que esta transición se exitosa.


1. Debe realizarse entre los 2.5 y los 3 años de edad.

La transición de cuna a cama se debe hacer entre los 2.5 y 3 años de edad. Esto debido a que la "cama de niñ@ grande" implica normas que los niños muy pequeños NO tienen la capacidad de entender. Por ejemplo, los niños deben entender que no se pueden bajar de la cama a cualquier hora sólo porque tenga la capacidad de hacerlo.


Entiendo que muchas veces los niñ@s de 2 años se suelen ver muy grandes para la cuna y empiezan a treparla; sin embargo, debemos esperar a que tengan la edad adecuada. De no hacerlo, corremos el riesgo de que el sueño se altere.


2. Las reglas de la cama de niño grande deben estar muy claras.

Cuando se decida hacer la transición a cama de niñ@ grande, se debe explicar al niñ@ las reglas de sueño muy claramente, las cuales cambiarán un poco a las que tenía en cuna (ej. hora de dormir, número de cuentos antes de dormir, etc). Si bien todas las reglas no serán nuevas, establecerlas claramente ayudará a que el/la niñ@ tenga claro qué pasa a la hora de dormir, sin que esto genere altos niveles de estrés.


Una buena estrategia para esto es crear en familia las reglas de sueño y plasmarlas de manera visual en una cartelera (como el ejemplo e la imagen). Esta cartelera debe quedar en la habitación del pequeño a simple vista, de tal manera que sirva como guía a la hora de dormir.



3. Un reloj de colores.

Una de las cosas que más problema puede causar a la hora de hacer la transición a cama, es la hora a la que los niños deben ir a dormir y la hora de despertar. Principalmente, suelo ver que los niños se salen de la cama más temprano de lo normal o a horas inadecuadas a jugar por la casa. Entonces para evitar esto, uno de los "gadgets" que más me gustan y recomiendo a los padres son los relojes de colores.


Estos relojes son muñecos/lámparas que emiten luces de colores que se pueden sincronizar para que cambien de color según sea hora de dormir y hora de despertar. Por ejemplo, se ponene de color rojo a la hora de dormir indicándole al niño que es momento de estar en cama y verde a la hora de despertar. En mi opinión, estos relojes son maravillosos y a los pequeños les encantan. Los que más recomiendo son: 1) Mirari OK to wake up Clock y 2) Hatch Baby.

Espero que estos tres secretos los ayuden a realizar una transición exitosa de cuna a cama. Adicional, tengan en cuenta que de los tres secretos, el más importante es el primero: la edad a la que se realiza la transición.


¡Felices sueños!

*Ninguno de los objetos aquí mencionados son promocionados por las marcas mencionadas o con objetivos lucrativos. Las recomendaciones hechas se basan en la experiencia con los productos*

Entradas Recientes

Ver todo
¿Disfrutando del blog?
¡No te pierdas ningún artículo suscribiéndote a EnSueño!

Gracias por hacer parte de EnSueño